domingo, 30 de mayo de 2010

EL SECTOR FINANCIERO: ¿Quién paga a los bancos cuando ellos no pueden pagar? ¿Alguien sabe qué son las cajas?


Estos días en clase hemos hablado del sector financiero. Como os comenté, cuando la economía está en crisis, la cosa se vuelve desgraciadamente interesante. Y el sector financiero está en crisis. Os doy la referencia de dos asuntos que os pueden interesar.

En primer lugar, en Europa y en Estados Unidos se está pidiendo una mayor regulación del sistema financiero y una reforma para que no se produzca otra crisis en el sector como la que ha sacudido la economía mundial. Esta última nos ha costado una cuarta parte del PIB de los países desarrollados.

En Europa se está debatiendo cómo vigilar mejor al sector (supervisión) y crear un fondo con aportaciones de las entidades financieras o con un impuesto sobre el sector financiero para evitar que las ayudas a la banca se paguen con dinero de los contribuyentes. Se intenta que no haya externalidades negativas para los ciudadanos, que quien contamine (financieramente), pague.

Os adjunto un artículo de Vicent Navarro, catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu y Fabra titulado "¿Qué mercados financieros?". Critica la falta de compentencia real en el sector financiero porque si las inversiones arriesgadas son exitosas ellos asumen los beneficios, pero si son un fracaso, el sector público es quien lo paga.

En Estados Unidos, su presidente Obama quiere reformar a fondo el sistema. Sobre esto podeis pinchar y ver "Los pecados de Wall Street", un reportaje de 10 minutos de duración emitido hace dos semanas en Informe Semanal.

En segundo lugar está la reestructuración financiera en España. Alrededor de la mitad de las más de 40 cajas de ahorros que hay en España están ahora metidas en procesos de unión. Buscan así mejor liquidez y solvencia y poder acceder al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), disponible hasta el 15 de junio. Sobre la situación de las cajas podeis escuchar estupendo resumen de 2 minutos.

2009, el año de las fusiones para las cajas de ahorro



Para ver la "fusión fría" (SIP) que están realizando podeis pinchar esta noticia que emitieron en RTVE sobre una de las fusiones más importantes hasta el momento, que dará lugar al quinto grupo financiero español.

Quien quiera profundizar en esto de las cajas puede leer:
  • El artículo "Las cajas (obligadas) se reinventan" publicado ayer en El País.
  • El artículo "Una salida para las cajas", publicado hoy en Expansión. Es muy interesante: se habla de que no se sabe muy bien qué son aunque sí qué hacen, que no está bien definido el peso de la público y lo privado, a quién deben rendir cuentas, el problema de la financiación...

DUDAS Y CURIOSIDADES: Por último, lo que me preguntásteis en clase, las 2000 mejores empresas del mundo según la revista Forbes...

2 comentarios:

julio oliva dijo...

no se me ocurre por qué no existía una regulación previa del sector financiero que evitara un coste para el sector público. Suongo que el problema estáen la indefinición de hasta dónde debe intervenir el estado, y sobre todo, cuándo y cuánto. El caso de las cajas de ahorros españolas y esa indefinición parece un buen ejemplo. Las inversiones de las cajas en actividades privadas parece contradecir el plan original de éstas: salvaguardar el dinero de los ciudadanos, creí que esa era la diferencia con los bancos, los bancos invierten el dinero que les dejas en depósito, las cajas te lo guardan. Pero una caja como Cajamadrid financia el fichaje de un jugador de fútbol u otra como caja castilla-la mancha invierte en inmobiliarias...

raulsanchezgarcia dijo...

En los mercados financieros durante muchos años, se ha pensado en términos de mercado libre como la situación más eficiente, ha sido una idea aceptada por casi todos, que ha venido a dar en la crisis financiera que nos ha llevado donde estamos. En el tema de la obra social de las cajas y de la obra social de las empresas, lamentablemente la obra social tiene una orientación mas de marketing social que de inversiones socialmente rentables. Se prefiere lo que tenga visibilidad (rentabilidad en términos de imagen corporativa) o rentabilidad económica. No se beneficia en muchos casos quien más lo necesita sino quien le puede reportar algún beneficio al inversor. En la práctica las cajas funcionan casi como bancos.